¿Son los dulces los únicos enemigos de nuestros dientes?

¿Son los dulces los únicos enemigos de nuestros dientes?

Probablemente tus padres te han dicho que no comas demasiados dulces cuando eras joven si no querías tener caries. De hecho, los dulces no son el mejor aliado para unos dientes sanos. Sin embargo, hay otros alimentos, a menudo insospechados, que pueden afectar la salud de tu boca. Los culpables: ¡los frutos!

El efecto de la fruta en la salud bucal

En primer lugar, es importante saber que las bacterias que viven en la boca disfrutan del azúcar en todas sus formas. Una vez que lo han digerido, liberan un ácido que se adhiere a la placa. Cuando permanece en los dientes, el ácido puede dañar el esmalte y así, hacer más tentadora la creación de una caries.

En segundo lugar, muchas personas creen erróneamente que la fruta no puede dañar la salud de los dientes porque se considera «buena» para la salud. Dicho esto, hay que tener en cuenta el azúcar que contienen. Aunque sea en pequeñas cantidades, contribuye a la creación de ácido que puede aumentar el riesgo de caries. Además, dado que las frutas son naturalmente ácidas, el consumo excesivo de ellas también podría provocar la erosión de los dientes, además de las caries.

Un pequeño truco a la espera de cepillarse los dientes: ¡agua!

A veces es posible que desees darte un capricho y beber un refresco, comer una magdalena o fruta en grandes cantidades. Trata de tomar tus bebidas con una pajita (¡reutilizable!) en lugar de tomarlas del vaso directamente. Esto limitará el contacto directo entre la bebida endulzada y tus dientes. También, después de consumir estos caprichos, bebe algunos sorbos de agua fresca, esto eliminará algo del azúcar que queda en tu cavidad oral.

¿Qué alimentos deben ser priorizados para tener dientes sanos?

La primera comida estrella es el queso! Este alimento, que forma parte de la gran familia de productos lácteos, contiene todos los nutrientes que ayudan a fortalecer los dientes. Estos incluyen vitamina D, calcio y fósforo. Además, el queso promueve la remineralización del esmalte, como también lo hacen los tratamientos con flúor. Al ser un alimento con un alto contenido en grasas y proteínas, es un alimento poco ácido. Además, la elección de un queso firme también ayudará a eliminar los azúcares ingeridos en la comida anterior, ya que el proceso de masticación servirá para neutralizarlos.

El segundo alimento estrella es una alternativa al queso: los frutos secos. Al igual que el queso, su alto contenido en grasas asegura que no producen ácidos y neutralizan los azúcares previamente masticados. Las nueces no son cariogénicas.

Por último, ya sea que comas fruta o caramelos, es esencial que te cepilles los dientes correctamente varias veces al día. Este buen hábito de estilo de vida y su visita anual al dentista son garantías de salud bucal.

Deja un comentario