Maneras de reducir el miedo al dentista

Maneras de reducir el miedo al dentista

Respira hondo, relájate y… ¡sonríe! Te vamos a contar algunas maneras de reducir el miedo al dentista

¿Estás tú o algún miembro de tu familia preocupado por tu próxima visita al dentista?

Bueno, tenemos buenas noticias y otras mucho mejores.

Las buenas noticias primero: No estás solo. Más del 10% de los pacientes han retrasado o cancelado una cita debido a la ansiedad dental. En otras palabras, prefieren enfrentarse a las consecuencias negativas para la salud y a posibles problemas dentales antes que limitarse a visitar a su dentista.

Ahora la gran noticia: hay maneras de disminuir o incluso eliminar la ansiedad dental. La medicación es sólo una opción. A veces, la mejor «medicina» es tomar el control de tu entorno y comunicárselo abiertamente a tu dentista.

Gracias a nuestro enfoque amigable con el paciente y a nuestro experimentado personal, Clínica Dental Isabel Cascales ayuda a los pacientes a superar su ansiedad para obtener los servicios de salud bucal que necesitan. A veces, la ansiedad necesita un poco más de atención.

Consejos para reducir el miedo al dentista

Como la mayoría de los problemas, la superación del miedo al dentista comienza con un plan sensato y práctico. Prueba estos consejos sobre la ansiedad dental y te sorprenderás de cómo tus miedos disminuirán o incluso desaparecerán.

  • Habla con tu dentista. Dile a tu dentista lo que te hace sentir incómodo. Desde medicamentos para la ansiedad dental hasta música y enfoques no invasivos, hay muchas cosas que tu dentista puede hacer para reducir tu ansiedad dental. Haz preguntas. Contacta con tu dentista. Manten esas líneas de comunicación abiertas. Al igual que con otros miedos, la ansiedad dental prospera con la ignorancia y el malentendido.
  • El silencio (o la música) es oro. Desde tapones para los oídos hasta tu música favorita, el no escuchar esas herramientas dentales girando y zumbando es una gran manera de bloquear el miedo asociado con la fobia a los sillones dentales.
  • Crea un entorno cómodo. Muchos de nuestros pacientes solicitan que la silla esté inclinada de cierta manera para obtener apoyo adicional u otros accesorios reconfortantes. Es difícil bloquear la ansiedad dental cuando ya estás incómodo.
  • Prueba técnicas de visualización. Piensa en positivo, y cosas buenas ocurrirán. Es un viejo refrán, pero ha existido desde siempre por una razón….funciona. Mantente en el estado de ánimo adecuado antes de tu próxima cita. Manténte enfocado en todas las cosas buenas que resultarán de la visita al dentista – dientes más limpios y blancos, mejor salud en general y mucho más.

Visitanos, te ayudaremos a superar ese miedo.

Deja un comentario