Cómo proteger tus dientes del cloro de las piscinas

Cómo proteger tus dientes del cloro de las piscinas

Darse un chapuzón en la piscina es una buena manera de refrescarse en verano, o tal vez prefieras relajarte en el jacuzzi después de un duro día de trabajo. Cuando estás disfrutando de tu tiempo en el agua, tus dientes pueden ser lo último que tengas en mente. ¿Sabías que pasar demasiado tiempo en agua clorada puede tener un impacto negativo en la salud de tu sonrisa?

¿Es el cloro seguro para tus dientes mientras nadas en la piscina?

El cloro se utiliza comúnmente en el agua como agente antimicrobiano. Ayuda a mantenernos a salvo de las bacterias dañinas en nuestra agua potable. También mantiene nuestras piscinas limpias y libres de algas. Sin embargo, cuando se añade cloro al agua, esto afecta el equilibrio del pH del agua.

El equilibrio del pH es el grado de acidez o alcalinidad del agua. Aunque se necesita un nivel de pH extremadamente bajo de 5.5 para disolver un diente, las piscinas que no están debidamente tratadas con cloro, o la exposición frecuente a la sustancia química, pueden tener un impacto negativo en la salud de tus dientes.

En 2010, la Facultad de Odontología de la Universidad de Nueva York realizó un estudio en un paciente masculino que había reportado sensibilidad dental extrema. También reportó la aparición de manchas oscuras en sus dientes.

El estudio, realizado por la Dra. Leila Jahangiri, reveló que el problema del hombre comenzó después de haber comenzado una rutina diaria de natación de 90 minutos en su piscina en el patio trasero. ¿El culpable? Agua con cloro inadecuado.

No esperes hasta que ya hayas dañado tus dientes para actuar! Reparar los dientes dañados es mucho más difícil (y costoso) que prevenir.

¿Cómo afecta el cloro a tus dientes?

Una piscina bien mantenida debe tener un equilibrio de pH entre 7.2 y 7.8. Cuando el equilibrio del pH de una piscina no se mantiene adecuadamente, o si estás bañándote seis o más horas a la semana, puedes estar poniendo en riesgo tu sonrisa. Si crees que puedes tener pérdida de esmalte, revisa tus dientes para detectar los siguientes síntomas:

  • Sensibilidad extrema de los dientes: ¿Tiene repentinamente una sensibilidad intensa al frío o al calor?
  • Manchas oscuras en los dientes: ¿Sus dientes tienen una acumulación de color marrón oscuro?
  • Transparencia dental: ¿Los bordes de sus dientes frontales comienzan a verse transparentes?

¿Cómo proteger los dientes del cloro mientras nos bañamos o nadamos?

Si estás planeando pasar mucho tiempo en el agua este verano, no esperes hasta que ya hayas dañado tus dientes para actuar! Reparar los dientes dañados es mucho más difícil (y costoso) que prevenir.

Mientras estés en el agua, trata de mantener la boca cerrada lo más posible mientras nadas. Muchos dentistas también recomiendan programar un tratamiento adicional de limpieza y fluoruro al comienzo de la temporada. Esto le ayudará a mantener la sonrisa segura y a que se vea mejor durante todo el verano.

Cada vez más piscinas han empezado a optar por soluciones sin cloro para mantener limpia el agua. Si visitas una piscina pública regularmente y estás preocupado por tus dientes, pregunta qué método utilizan para mantener el agua limpia. También puedes comprar tiras de prueba en la mayoría de las farmacias si quieres asegurarte de que tu piscina está dentro de un nivel de pH seguro para tus dientes.

Asegúrate de que tus amigos y familiares se protejan contra la sensibilidad extrema de los dientes y las manchas oscuras simplemente compartiendo este artículo.

Deja un comentario